Parque Natural Sierra de Andújar

 

Presa de la Lancha (embalse del Jándula)

El Parque Natural Sierra de Andújar es una muestra del paisaje alomado típico de Sierra Morena. Un gran número de especies emblemáticas amenazadas encuentran aquí su refugio, entre el monte mediterráneo y las dehesas del corazón del Parque, las escarpadas sierras del norte y los densos pinares del sur.

El paisaje serrano de media montaña que conforma este espacio conserva las manchas de vegetación natural más extensas de Sierra Morena. Sus especies más características son la encina y alcornoque, en forma adehesada, y en las mayores altitudes donde la humedad es más elevada, el quejigo. Entre esta vegetación destacan curiosas formas redondeadas de granito conocidas en la zona como bolos. Este material es aprovechado para multitud de usos, entre ellos, singulares abrevaderos para el ganado. En alguna de las fincas del Parque puede observarse a los toros de lidia alimentándose en estos originales recipientes. El sendero del Junquillo permite apreciar al caminante cómo las fincas contribuyen a la alta diversidad del espacio. En su recorrido, se observa la disparidad paisajística entre las fincas ganaderas y las dedicadas a la actividad cinegética, en las que abunda un denso matorral que da cobijo al jabalí, ciervo, gamo, y otros animales característicos del lugar.

Buitre Negro


Lince Iberico


La extensa y privilegiada lista de animales del Parque Natural es uno de sus mayores reclamos, pues incluye carnívoros amenazados como el lince ibérico, que cuenta aquí con la mayor población mundial, o el lobo, que dispone de su principal reducto andaluz entre estos montes. Algún ejemplar de la importante población de águila imperial ibérica y otras grandes rapaces, como el águila real o el buitre negro, son fáciles de avistar desde el recorrido del sendero Jabalí-Encinarejo. Al final del itinerario, el embalse del Encinarejo presenta grandes atractivos para el visitante, tanto por su riqueza natural como paisajística y por albergar zonas recreativas destinadas al recreo de los usuarios. Un agradable paseo junto al río Jándula, bajo la sombra de su frondoso bosque en galería, completan las posibilidades de este entorno.

Ciervo


Ciervas Sesteando


El Santuario de la Virgen de la Cabeza se encuentra en pleno corazón del Parque Natural. En él se celebra anualmente la romería en honor a la patrona de los monteros. Cuna de la actividad cinegética, Andújar cuenta con talleres especializados en la artesanía ligada a sus productos. Lógicamente la cocina también está muy asociada a las carnes de caza. Ejemplo son el ciervo al estilo de Baños o las codornices a la andujareña. La miel y sus subproductos también gozan de prestigio por su elaboración artesanal.

Santuario en el Cerro del Cabezo al Atardecer


Embalse del Jándula


Los municipios del Parque tienen el privilegio de acoger un valioso patrimonio arquitectónico que bien merece conocerse. Especialmente recomendable es la visita al castillo de Burgalimar, uno de los más antiguos de Europa, en la localidad de Baños de la Encina. Otra arquitectura de interés es la Casa Consistorial, en el municipio de Villanueva de la Reina, y el Palacio de los Coello o el puente romano en Andújar. En Marmolejo, su conocido Balneario está especializado en la toma de aguas medicinales para diversas dolencias. 

 

Peonía


Flor de Jara Pringosa


Trepador Azul


Comederos de Granito para ganaderia


La Basílica y Real Santuario de la Santísima Virgen de la Cabeza es un santuario ubicado en pleno Parque Natural de la Sierra de Andújar más concretamente en el paraje conocido coloquialmente como Cerro del cabezo, a 32 Km al norte de la ciudad de Andújar (Jaén). Se trata del lugar en el cual se venera la imagen de la Virgen de la Cabeza, patrona de Andújar por bula del Papa San Pío X el 18 de marzo de 1909 y de la Diócesis de Jaén por bula del Papa Juan XXIII el 27 de noviembre de 1959.

El 25 de octubre de 2008, el Papa Benedicto XVI concedió al Santuario Indulgencias Plenarias,1 lo que fue el paso previo para el nombramiento de este como Basílica Menor, nombramiento que fue decretado por la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, presidida por el Cardenal Prefecto Antonio Cañizares Llovera, el 21 de abril de 2010,2 3 siendo leído este decreto por el obispo Ramón del Hoyo López en la misa romera del 25 de abril. El 3 de julio de 2011 fue consagrado el nuevo altar de la basílica.4

Se celebra el último domingo de abril, es la romería más antigua de España, es fiesta de interés turístico nacional. Cuenta la tradición popular que la virgen se le apareció, al pastor Juan Alonso de Rivas, natural de Colomera (Granada) y, tras sanarle un brazo que tenía impedido, le dijo que le construyeran una ermita en el cerro del Cabezo (lugar de la aparición), que tuvo lugar en la madrugada del 11 al 12 de agosto de 1227. Miguel de Cervantes hace alusión de esta romería en su obra Los trabajos de Persiles y Segismunda.